La comida no debe ser la pieza central de tu boda, pero definitivamente será uno de los aspectos más destacados. Por lo tanto, crear un menú de bodas que le guste a todos puede ser una fuente importante de estrés.

Cuando se trata de alistar el menú de tu boda, debes recordar que es imposible complacer a todos. De cualquier manera, deberías concentrarte más en disfrutar tu gran día en lugar de pasar el tiempo cumpliendo las expectativas de otras personas.

Un menú de bodas que le guste a todos

Afortunadamente, hay varios consejos y trucos que facilitarán el proceso, al tiempo que aseguran Un menú de bodas que le guste a todos (o casi todos).

Pregunta, pero no te obsesiones

Es de buena educación preguntar a los invitados de tu boda sobre las preferencias alimentarias, pero no debes dejar que eso agregue estrés adicional. Seguramente te encontrarás con al menos un quisquilloso y no puedes dejar que arruinen tu día especial. Mientras tengas una variedad de alimentos que satisfagan las restricciones comunes de la dieta, todo debería estar bien. Si algún invitado menciona una alergia o intolerancia alimentaria, primero debes priorizar ese punto.

Para facilitar las cosas, ten al menos dos aperitivos o refrigerios, y una comida que esté libre de todos los alérgenos e intolerancias que mencionaron tus invitados. Lo creas o no, hay muchas recetas deliciosas que son veganas, sin gluten y aptas para cualquier persona.

Recuerda, si bien debes planificar tu menú a tus gustos y los de tu pareja, esto es hasta cierto punto; debes evitar imponer tus preferencias a tus invitados. Por ejemplo, es posible que sientas un fuerte aprecio por tu dieta vegana, pero si tienes al menos algunas opciones no veganas disponibles estás mostrando respeto para con tus invitados, que seguro agradecerán.

No te compliques

Del mismo modo, no hagas tu menú demasiado complicado. Ayuda a considerar siempre a tu multitud. Si la mayoría de tus invitados son consumidores conservadores, ahora no es el momento de sacar recetas e ingredientes de tus exóticos viajes al extranjero. Si tienes demasiados ingredientes desconocidos, las personas pueden tener miedo de probarlos. Y si sirves algo fuera de lo normal, al menos proporciona una explicación simple de lo que es. No todos saben que «coq au vin» es pollo.

Evita los programas de doce platos y opta por un menú simple. Después de todo, la gente vino a una boda y no a una degustación de comida.

A pesar de que no quieres volverte loca con tu menú, tampoco quieres ir a por lo básico. No solo lo encontrarás aburrido, sino que tus invitados probablemente no se impresionarán. Incluso si optas por platos clásicos, asegúrate de que cada uno tenga un pequeño giro que los haga memorables.Para asegurarte de crear una buena mezcla, ten al menos un ingrediente para cada paladar. Esto significa ofrecer algo salado, algo dulce, algo salado … etc.

Ningún menú debe ser monótono. Sin embargo, asegúrate de que todos los alimentos y bebidas se combinen bien. Un gran proveedor puede ayudarte a crear un menú donde cada plato se construya uno complementando el otro.

La estética lo es todo

Además de tener un gran sabor, la comida también debe tener una apariencia atractiva. Al hacer pruebas de degustación, asegúrate de preguntarle a tu proveedor cómo se verá cada artículo cuando se sirva.

Ya sea que contrates a un proveedor o no, opta por platos coloridos en lugar de unos que sean del mismo color. Agrega una llovizna de salsa y aderezos. Y tampoco ignores cómo están servidas las cosas. Un plato cuadrado debajo de uno redondo puede transformar todo instantáneamente.

Las tapas siempre funcionan

En lugar de tener un menú de comida principal, opta por una docena de platos pequeños. Esto te dará la oportunidad de ser creativa y ofrecer muchas opciones diferentes. Con numerosos platos pequeños, será sorprendente si terminas teniendo a alguien que no está satisfecho. Además, la mayoría de los invitados prefieren picar durante las festividades en lugar de disfrutar de una comida pesada de varios platos.

Minimiza el desorden

Al decidir qué servir, imagina comerlo tú misma con un atuendo completamente blanco. Esto es especialmente importante cuando se trata de comer con los dedos. Debido a que la mayoría de las personas se vestirán con sus mejores prendas, es probable que eviten los artículos que podrían resultar en un desastre.

Ningún invitado debe sentirse descuidado en una fiesta ni mucho menos debería irsecon hambre, así que asegúrate de que haya algunos bocadillos disponibles en todo momento, especialmente si estás sirviendo alcohol. Incluso después de la cena, asegúrate de ofrecer algún tipo de bocadillos durante toda la noche. ¡Esto también es clave si quieres mantener la fiesta viva durante toda la noche!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here