Toda novia quiere la piel más luminosa para su gran día. Todos los ojos estarán puestos en ti y, por supuesto, tendrás esas impresionantes fotos de boda para toda la vida. Todo lo que necesitas es algunos trucos para una piel radiante en tu boda, como los que traemos para ti.

Una de las mayores preocupaciones de las novias es tener la piel seca o apagada, o peor aún, una erupción en el gran día de su vida. Para muchas mujeres, la cuenta regresiva para tener una piel clara y limpia para su celebración comienza prácticamente en el momento en que se coloca el anillo de compromiso en su dedo. Una buena piel y, por tanto, unas buenas prácticas de cuidado de la piel, requieren tiempo.

Trucos para una piel radiante en tu boda

Conseguir un cutis radiante no es difícil; solo requiere algo de disciplina y autocompasión (después de todo, no todos pueden tener la piel perfecta de Emma Stone). A continuación, te indicamos varios trucos para una piel radiante en tu boda.

1Comienza a preparar con anticipación

Tener una buena piel lleva tiempo, al igual que implementar una rutina de piel saludable (especialmente si has sido de las que se ha ido a la cama y todavía está maquillada). Inicia una rutina de cuidado de la piel nupcial personalizada para una piel radiante con aproximadamente un año de anticipación.

Si puedes, consulta con un dermatólogo o esteticista para que te aconseje sobre protocolos y tratamientos. Por supuesto, está perfectamente bien prestar atención a tu piel con unos meses de anticipación, pero cuanto antes la cuides, mejor.

2Bebe abundante agua

El agua es increíble para tu piel. Es nutritiva, hidratante y tonificante. También ayuda a eliminar las toxinas de tu cuerpo que pueden acumularse en granos y otras dolencias de la piel. La mayoría de los expertos recomiendan al menos dos litros de agua al día. También puedes obtener tu ingesta de agua de verduras frescas como pepino, sandía, apio y col rizada. Los tés de hierbas orgánicos también son otra buena opción.

3Come una dieta balanceada

Se dice que todo lo que comes y digieres aparecerá en el exterior de la piel, ya que los alimentos se descomponen y envían vitaminas a todo el cuerpo. Esto significa que cuanto más coma alimentos nutritivos, más nutrida estará tu piel. Por otro lado, cuanto más comas una gran cantidad de alimentos procesados ​​y azucarados, es más probable que tu piel se vea enrojecida e inflamada.

Se sabe que los aguacates, el salmón, el brócoli, las batatas y las nueces ayudan a promover una piel flexible.

4Lávate la cara todos los días

¡Esto significa que no te irás a la cama con el maquillaje puesto! También es importante no lavarte la piel demasiado o con limpiadores fuertes, ya que puedes eliminar los aceites naturales y hacer que tu cara se descame.

Si no estás segura de qué limpiador funciona mejor, no dudes en consultar con un facialista o un experto en piel.

5Exfolia regularmente

La exfoliación es clave para ayudar a transformar la textura de la piel al eliminar las impurezas y las células muertas de la piel para revelar una piel fresca y suave. Es mejor exfoliarse cada dos días o tres veces por semana.

6

Dormir lo suficiente

Dormir profundamente es maravilloso para tu piel. La falta de sueño provoca una disminución del flujo sanguíneo a la piel que rodea tu rostro, lo que a su vez fomenta la inflamación en la piel, provocando brotes en afecciones como el acné, la psoriasis e incluso el eccema, ¡una razón más para tener un sueño reparador!

7Programa tratamientos faciales profesionales

Programar tratamientos faciales regulares con un profesional durante los últimos meses antes de tu boda es una excelente manera de aumentar el brillo de tu piel al estimular la circulación sanguínea, extraer espinillas desagradables e inyectar humedad. Evita una sesión facial de exfoliación intensa antes de tu gran día. En su lugar, programa un tratamiento facial hidratante y relajante aproximadamente una semana antes de tu boda.

RELACIONADO — Cómo cuidar tu piel mientras organizas tu boda

8¡Relájate!

El estrés no es bueno para tu piel. Aunque es perfectamente normal que las novias se estresen antes de la boda, haz todo lo posible para implementar técnicas de relajación durante todo el proceso de planificación, ya sea a través de una práctica de meditación, yoga o simplemente tomarte el tiempo para caminar sola todos los días cerca de la naturaleza.

Conseguir una piel radiante para el día de tu boda es posible si sigues una rutina natural (con un poco de mimos) que ayude a nutrir tu piel de adentro hacia afuera.

 


imagenes via: x, x, x, x.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here