Tras nuestro primer post explicando los diez pasos de la rutina facial coreana, tuvimos un segundo post explicando los grandes beneficios de incluir en nuestra rutina facial la doble limpieza coreana. Y ahora vamos con el tercer paso de esta rutina tan famosa y beneficiosa para nuestra piel, el exfoliante facial.

Seguramente este paso ya forme parte de tu rutina facial. Es uno de los que primero introducimos en nuestro proceso de limpieza. Pero, ¿lo estamos utilizando bien?.

¿Para qué sirve el exfoliante facial?

El objetivo de cualquier exfoliante es eliminar las células muertas que se quedan en la superficie de nuestra piel diariamente. Estas células hacen que nuestra piel parezca apagada, opaca, e incluso con más imperfecciones de las que en realidad tiene. ¿Sabéis esa sensación de pasaros la mano por la piel y que no esté suave? Pues con una buena y regular exfoliación podemos evitar esta sensación y además aportar una luminosidad extra a nuestro rostro.

Pero ojo, no es tan fácil como conseguir un exfoliante cualquiera y empezar a utilizarlo cada noche. Debemos tener en cuenta nuestro tipo de piel. Si tenemos la piel gruesa o fina. Y sobretodo si la tenemos sensible o no.

Tipos de exfoliante facial

Existen dos tipos de efoliantes faciales. El exfoliante mecánico y el exfoliante químico. Todos estamos acostumbrados a comprar y a utilizar el exfoliante mecánico. Si, ese ese jabón con pequeños gránulos que van eliminando las pieles muertas y las impurezas que tengamos en la piel.

Es ese paso de la rutina facial que tanto notamos. Después de aplicarnos nuestro exfoliante nos sentimos la piel del rostro más limpia, más lisa, incluso más luminosa.

Por otro lado existen los exfoliantes químicos. Totalmente diferentes a los exfoliantes mecánicos que todos utilizamos.

Mis exfoliantes favoritos

EXFOLIANTES MECÁNICOS

Utilizo principalmente dos. Uno con un gránulo más grueso pero que resulta suave y poco abrasivo para mi piel sensible. Y otro con un gránulo mucho más fino que penetra mejor en los poros y elimina las impurezas más pequeñas.

Skin Brightening Face Exfoliator de RITUALS. 

Seguramente conoceréis la marca. Y si la habéis probado alguna vez sabréis que destaca sobretodo por el buen olor que desprenden todos sus productos. Este no destaca especialmente por eso, no huele mal, pero tampoco es que vaya a olerte la cara a esto todo el día.

Sin embargo la finura del gránulo que contiene este exfoliante lo hace único para mi. No hay ninguno que limpie tan profundamente y que a la vez no irrite la piel, dejándola fresca y suave. Podéis encontrarlo en el enlace que os dejo aquí.

DETOX SKINFOOD FACE SCRUB

De esta marca ya os hablé en el post de la doble limpieza facial coreana. Os hablé de un bálsamo con base de aceite desmaquillante y hoy os voy a enseñar el exfoliante facial de la marca.

Se trata de un exofliante facial con un gránulo bastante grueso pero con poca cantidad. Es decir que no irrita la piel. Sin embargo si que queda una sensación de limpio.

Como yo utilizo el exfoliante mecánico tres veces por semana suelo intercalar este producto con el resto de exfoliantes que tengo. Porque aunque no es el que más alisa la piel si que limpia sin irritar. Por lo que es perfecto para no darle una exfoliación tan fuerte a la piel tantos días. Además este exfoliante sale muy bien de precio. Os dejo el enlace aquí por si queréis probarlo.

OCEAN SALT de LUSH

Esta ha sido mi última adquisición y he de decir que ha sido todo un descubrimiento que sin duda alguna volveré a comprar cuando se me acabe. Se trata de un exfoliante facial y corporal que contiene lima, vodka, pomelo y una gran cantidad de sal. Esta sal es lo que vamos a notar en nuestra piel y lo que además va a ayudar a cicatrizar las heridas que podamos tener en la piel.

Notaremos un ligero picor/escozor al principio si tenemos alguna herida reciente. Pero luego notaremos como refresca nuestra piel y además como cura las heridas y marcas que tengamos. 

Sin duda es uno de mis favoritos ya que deja la piel completamente suave y lisa. Hay una versión con la sal más fina que otra. Yo utilizo la que es más fina porque tengo la piel sensible.

EXFOLIANTES QUÍMICOS

NIGHTLY REFINING MICRO-PEEL de KIEHLS

Este último producto es un exfoliante químico. No he probado ningún otro, por lo que la opinión que os voy a dar de él quizás no sea la más objetiva. A mi, me ha funcionado muy bien. Ayuda a refinar el tacto de la piel y también a darle luminosidad. Además ayuda a unificar el tono. Únicamente se aplica por la noche.

¿Qué lo hace tan maravilloso y tan poco abrasivo para nuestra piel? El extracto de cáscara de de quinoa. Os dejo el enlace por si queréis echarle un vistazo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here