Casarse es un gran paso. La persona que elijas como compañero de vida afectará, de una forma u otra, todos los aspectos de tu vida: tu salud mental, tu tranquilidad, cómo superas las tragedias y celebras los triunfos, cómo tus hijos (en caso de que elijas tener ellos) se elevarán, y más. El peso de estos aspectos de tu vida, sin mencionar los innumerables otros que compartirás con tu pareja, hace que el consejo de «elegir sabiamente» parezca un eufemismo. Aún así, las razones por las que elegimos una pareja son numerosas y complicadas. E incluso puedes pasar por alto las razones por las que no deberías casarte que son igual de determinantes.

Puede ser difícil filtrar estos consejos en busca de pepitas de sabiduría, y aún más desafiante analizar objetivamente tus propias motivaciones y verlas por lo que realmente son. A veces, tus verdaderas intenciones están enterradas a unas pocas capas de profundidad, y necesitas algo que las sacuda suavemente a la superficie.

Razones por las que no deberías casarte

Recurrimos a esta lista para identificar las más comunes razones por las que no deberías casarte. ¡El objetivo es ayudarte a tomar esa decisión un poco más sabiamente!

¿Te vas a casar porque no quieres terminar sola?

Para alguien que tiene miedo de terminar solo, les presento este contraargumento: ¿Qué es más aterrador, terminar solo o elegir casarse con la próxima persona que viene simplemente porque estás cansado de estar sola?

Trata de no permitir que este miedo se interponga en el camino de disfrutar de tu etapa actual de la vida o de cómo te valoras a ti misma como individuo. El miedo a terminar sola tiene sus raíces en cómo te juzgas y valoras a ti misma, y tu valor como persona no está determinado por con quién estás. Tómate un tiempo para convertirte en quien quieres ser primero, luego encuentra a alguien que esté emocionado de estar contigo porque ya estás viviendo tu mejor vida.

¿Te sientes obligada a casarte?

Una vez que una pareja ha anunciado un compromiso, se difunden noticias, la planificación de la boda se pone en marcha👰‍  y puedes sentirte como un tren descontrolado e imparable. Puede ser fácil dejarte llevar por la emoción al principio y bloquear cualquier pensamiento negativo y molesto que una persona pueda tener.

La idea de romper el corazón de tu futuro cónyuge, decepcionar a tus padres, perder el pago inicial o sentirte avergonzada por retractarte de un compromiso en las redes sociales puede crear suficiente confusión interna que te presiona a cumplir con un matrimonio del que no está segura.

Incluso antes de un compromiso, la obligación puede tomar otras formas, como que los miembros de la familia te digan que «tu reloj está corriendo» o que sientan que le «debes» a tu pareja una fecha de boda porque han estado saliendo por un tiempo. Incluso ver a tus amigos casarse puede desencadenar sentimientos de obligación.

Sea lo que sea, casarse para demostrarle algo a otra persona, o incluso a ti misma, puede llevarte a elegir a alguien que de otra manera no habrías elegido.

¿Te vas a casar por razones monetarias o por estabilidad financiera?

Hay otros beneficios que vienen con estar casada, como beneficios económicos o de atención médica.

La realidad es que, casarse por razones como estas puede hacer que pases por alto importantes diferencias de valor o personalidad, te quedes con alguien que no quiere las mismas cosas de la vida que tú o que no tiene las mismas expectativas de matrimonio que tú.

¿Las preocupaciones sobre tu edad te hacen querer casarte?

razones por las que no deberías casarteMucha gente tiene una idea de cómo quieren que sea su vida a determinadas edades, y uno de los hitos para muchas personas es el matrimonio.

Dejando a un lado la edad, tu propia mentalidad acerca de casarse también puede apresurarte. Sentirse lista para casarse y no querer esperar más a la persona ‘adecuada’ puede hacer que sientas que la persona con la que estás es ‘lo suficientemente buena.

Puede ser increíblemente difícil hacernos estas preguntas, y mucho menos responderlas con honestidad. Eso es porque  estamos emocionalmente involucrados en nuestras relaciones, lo que significa que es posible que no podamos ver las banderas rojas que ven los otros.

Además, ¡ninguno de nosotros puede ver el futuro! Todos queremos esperar lo mejor y creemos que el futuro se desarrollará de esa manera, incluso con pruebas de lo contrario. Muchos de nosotros incluso creemos que el matrimonio solucionará mágicamente los problemas existentes, pero en muchos casos, casarse prematuramente puede empeorarlos.

Pero si estás leyendo esta lista y algo te resuena, está bien si todavía quieres casarte. Solo tú puedes decidir qué es lo mejor para ti.

Si bien pensar en preguntas como estas puede no parecer una idea muy romántica en la superficie, ¿qué es más romántico que quedarse con alguien porque quieres y no porque tienes que hacerlo?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here