Qué necesito para un maquillaje de novia

Si sois de las que estáis pensando en maquillaros vosotras mismas el día de vuestra boda, bienvenidas, sois de las mías. Nadie mejor que vosotras sabe vuestros gustos y con lo que os sentís cómodas. Así es que este post es para vosotras. Os voy a contar todo lo que necesitáis para hacer vosotras mismas el maquillaje de novia.

También aprovecharé para indicaros, en mi opinión, en qué cosas sí debéis invertir. Y en qué cosas no es necesario y os podéis ahorrar un dinero. Así es que empezamos.

Una buena prebase de maquillaje

A veces damos mucha importancia a la base de maquillaje y muy poca a la prebase. Recordemos que la prebase es el producto que va a estar en contacto con nuestra piel todo el día. Además va a ser la que potencie las cualidades de la base de maquillaje que elijamos. Si una prebase no controla los brillos y tenemos la piel grasa, da igual la base que utilicemos, nos saldrán brillos.

Por eso, la prebase es algo en lo que recomiendo invertir. No es necesario comprar el bote más grande. A veces ni es necesario comprarla. Podemos ir a nuestra perfumería de confianza y pedir una muestra para el gran día. Pedir que os recomienden las más adecuadas para vuestro tipo de piel. Incluso probarla antes de elegir una.

La base de maquillaje y polvos matificantes

Si sois de las chicas que tienen suerte y tiene una piel perfecta sin imperfecciones, es posible que la base de maquillaje que utilices no necesite gran cosa. Simplemente querrás igualar el tono de tu piel y corregir las pocas imperfecciones que tengas. Pero para las que no nos ha tocado el gordo en este aspecto, la base de maquillaje es un gran dilema que debemos decidir correctamente.

En esto si que hay que gastar dinero. Es mejor comprar una base de maquillaje buena y que se adapte bien a nuestra piel. Además podremos usarla después dela boda. Es importante comprar el bote para poder ir haciendo pruebas antes de la boda.

Pero cuidado, esto no se elige deprisa y corriendo. Pregunta cuál sería la más adecuada a tu tipo de piel y solicita que te la prueben. Llévala todo el día puesta y observa como se comporta. Si saca brillos, si reseca, si se acumula en los pliegues, si se oxida y cambia de color, si transfiere, si aguanta mucho tiempo sin retoques. Si no te termina de gustar al concluir el día, ve a por otra.

Es importante que no cambie de color al pasar las horas y que no acentúe las imperfecciones que puedas tener en la piel.

Los polvos matificantes van a ser otro producto crítico en tu maquillaje. Si aplicas muchos se verá acartonada la piel. Si aplicas pocos no se fijará el maquillaje. A pesar de esto siempre es mejor quedarnos cortos que pasarnos. No te gastes mucho dinero. Mi marca preferida para este producto es Madera. Son baratos y los mejores que he probado. Al ser compactos es más difícil pasarnos con la cantidad. No compres unos polvos sueltos o tendrás que ir con mucho cuidado y los nervios podrían traicionarte.

Bronceador, colorete e iluminador

El bronceador es fácil de conseguir y elegir. Pero recuerda que no es lo mismo broncear que contornear. El bronceador debe ser de un tono cálido pero que no tienda al naranja. El contorno debe ser con un subtono más bien grisáceo. En cualquiera de los dos casos no es necesario invertir un pastizal en estos productos. Con que se adhieran bien a tu base de maquillaje es suficiente.

El colorete por otro lado si que debes elegirlo con más cuidado. Si las flores que vas a llevar y los tonos de los ojos son lilas, por ejemplo, debes elegir un colorete con un subtono morado. Todo debe tener uniformidad y no ir de un tono a otro. Si habéis aplicado un bronceador en crema, os recomiendo que utilicéis un colorete en polvo. Así permanecerá más tiempo intacto en vuestra piel. Tampoco es necesario que en este producto os gastéis mucho dinero.

Una cosa importante: nunca apliquéis un producto en crema por encima de un producto en polvo. Crearéis una especie de masa extraña en vuestra piel muy poco favorecedora.

El iluminador. La tercera joya de la corona. Opino exactamente igual que en los anteriores productos. Elige un tono que vaya acorde con el colorete o con un tono neutro. No te gastes mucho dinero en él. El iluminador no se debe notar mucho a menos que quieras parecer un árbol de navidad en las fotos. Así es que no merece la pena.

Prebase de ojos

Al igual que la prebase de la base de maquillaje, esta prebase es importante. Va a hacer que nuestras sombras aguanten durante horas, que el eyeliner no se mueva y que los colores que pongamos encima se vean más bonitos.

No os voy a negar que, en este caso, recomiendo elegir una prebase de alta gama. Mi favorita es la de Too Faced. Cuesta unos 18€ y a mi me ha durando años. Así es que, si lo pensamos, no nos sale tan caro.

Sombras

Las sombras es uno de esos productos en los que no es necesario gastarse mucho dinero. Hoy en día hay muchas marcas low cost que tienen productos con una calidad excelente. Marcas como I heart Makeup o W7 son mis favoritas en este aspecto. Utilizando una buena prebase y una sobra en crema antes de aplicar las sombras en polvo seguro que las sombras en polvo no se moverán del sitio.

Si utilizáis la prebase que os he comentado de Too Faced no os va a hacer falta una sombra en crema como base de vuestro maquillaje. Si las sombras en polvo que vais a utilizar no se adhieren bien un truco es humedecer el pincel con algo de agua o con un spray fijador.

Lápiz de ojos o eyeliner

Nunca invertiría más de 8€ en un de estos productos. Con una prebase de ojos adecuada, incluso un eyeliner de 3€ puede aguantar horas. Elegid uno que os resulte sencillo de aplicar y trabajar, uno que se quede suficientemente negro y a practicar.

Máscara de pestañas

Nunca, jamás de los jamases elegiría un producto de alta gama para las pestañas. De hecho la máscara de pestañas que yo uso es de Essence. Eso si, hay un truco.

Utiliza la prebase y el Top Coat de Kiko. Cuando ponen ofertas puedes conseguir esos dos productos por menos de 10€. Os garantizo unas pestañas de infarto sin necesidad de poneros pestañas postizas.

Pintalabios

Es el producto que menos tiempo va a estar en vuestro rostro. Daréis besos, beberéis y comeréis. Y siendo sinceros, dudo mucho que estéis yendo al baño para retocaros el pintalabios cada 20 minutos.

Si os vais a poner un color llamativo como un rojo, granate o morado, sí, es importante que elijáis un buen pintalabios. Si por el contrario preferís un tono más claro, no es necesario buscar y buscar el pintalabios perfecto que nos aguante durante horas.

Lápiz de cejas y fijador

En este campo no os voy a decir gran cosa. El lápiz que utilicéis debe ser el que más fácil os resulte. Con el que estéis acostumbradas a trabajar y a maquillaros.

Un fijador no debe ser necesariamente caro. Mi preferido es uno de Essence y es el que más me gusta y el que mejor me funciona. Encuentra uno que te aguante el tiempo que necesitas y que peine correctamente tus cejas.

Siguenos

844FansMe gusta
242SeguidoresSeguir
13SeguidoresSeguir

INSTAGRAM

Cómo luchar contra la depresión post-boda

¿Existe tal cosa como la depresión post-boda? Es posible que no se den cuenta, pero tú ha sestado pensando en tu boda por un muy...

Qué hacer si quedas embarazada mientras planifica la boda

¿Te has preguntado 'qué hacer si quedas embarazada mientras planifica la boda'? La planificación de la boda es un tiempo ocupado, pero también es...

Detalles que no debes olvidar en tu primer año de matrimonio

El asentarse en la vida matrimonial puede no parecer tan emocionante como una luna de miel o abrir todos tus regalos de bodas, pero estamos...