El coronavirus ha cambiado muchas cosas en el mundo y las bodas no son una excepción. Por lo tanto, es seguro asumir que ya sea que estés organizando una boda o asistiendo a una, habrán nuevos consejos de etiqueta para una boda Covid19 que seguir.

Cuando decimos ‘boda Covid19’ o ‘boda coronavirus’ no nos referimos a una boda temática ¡Susto! Hablamos simplemente de las bodas que se llevarán a cabo durante la pandemia.

Aparte de seguir las regulaciones gubernamentales (cuando corresponda), las reglas que tú como anfitrión establezcas dependerán en gran medida de ti. La única parte importante es comunicar esas reglas a tus invitados y hacerlas cumplir.

Consejos de etiqueta para una boda Covid19

¿Te preguntas cómo navegar organizando una boda en la era COVID? Veamos los nuevos Consejos de etiqueta para una boda Covid19.

Piensa en la seguridad

Lo primero es lo primero: decide qué medidas de seguridad implementarás en tu evento. ¿Necesitarás máscaras? ¿Una prueba de COVID-19? ¿Imponer el distanciamiento social? ¿Nada en absoluto?

Es comprensible que sientas que son innecesarios, especialmente si tu lista de invitados consta solo de tu familia inmediata y amigos más cercanos, pero algunas personas pueden encontrar desconcertante si el evento parece ser un evento gratuito para todos. Por lo menos, asegúrate de implementar el distanciamiento social siempre que sea posible y proporciona desinfectante de manos en el lugar. También es posible que desees tener algunas máscaras a mano en caso de que alguien decida usar una.

Avisa a los invitados

Una vez que hayas decidido qué medidas de seguridad se implementarán, asegúrate de dejarlas claras en la invitación o en la tarjeta de información del huésped. Nadie quiere sorprenderse con un mandato de máscara al llegar.

Incluso si no hay requisitos específicos, en la forma más simple, es de buena educación agregar la línea “se implementarán medidas de seguridad” a la invitación para calmar las preocupaciones de los asistentes. También es posible que desees decidir sobre algunas reglas adicionales, como absolutamente ningún invitado extra, o que no se deben traer regalos al lugar.

Espera algunos rechazos a tu invitación

Es de esperar que haya más personas que declinen, quizás debido a razones fuera de tu control. Del mismo modo, es posible que algunos tengan que cancelar en el último minuto. No te lo tomes como algo personal. Debido a esto, es aconsejable tener una «lista B» de personas a las que te gustaría invitar en caso de que su primera ronda elegida no pueda asistir.

Involucra a tu audiencia

Debido a que la mayoría de los lugares todavía tienen limitaciones de reunión, lo más probable es que no puedas invitar a muchas personas. ¿Cómo abordas esto? Bueno, hay dos escuelas de pensamiento sobre este tema. Algunas parejas han optado por transmitir en vivo su ceremonia y recepción para que sus seres queridos aún puedan asistir virtualmente. Una alternativa a esto es mantener una cuenta de redes sociales actualizada periódicamente con fotos y vídeos subidos.

Otros, sin embargo, encuentran esto un poco de mal gusto y de mala educación, y lo ven como mostrar un evento a personas que claramente no fueron invitadas. En cuyo caso, las parejas optan por prohibir todas y cada una de las publicaciones en las redes sociales hasta el día siguiente. De esa forma, nadie se sentirá excluido.

RELACIONADO | Identifica (y evita) los errores comunes al elegir damas de honor

Prepárate para los cambios

Dado que las reglas gubernamentales pueden cambiar muy rápidamente, debes encontrar una manera de actualizar a tus invitados lo antes posible. Un sitio web de bodas o una página de redes sociales es una excelente manera de hacer esto. Los cambios pueden incluir una reprogramación o una cancelación total. O puede ser la introducción de nuevas medidas de seguridad.

Si crees que la amenaza de modificaciones de última hora es bastante alta, también puedes optar por avisar a tu invitación agregando «reglas/fechas/horarios sujetos a cambios«.

Ten en cuenta que un cambio también puede ser una limitación adicional para las reuniones, en cuyo caso tendría que anular la invitación de alguien, por desgracia. En tales casos, no lo hagas un anuncio público. Es mejor abordar este tipo de asuntos personalmente o por teléfono. Si las personas en cuestión te importan mucho, considera organizar un evento secundario solo para conmemorar la ocasión con ellas.

¿Tienes algún consejo de etiqueta útil para tener una boda de la era COVID? Comenta a continuación y compártelos con nosotros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here