Después del anillo de bodas y el vestido de novia, la otra opción de moda importante de tu boda es saber cómo usar zapatos de novia sin molestias.

El calzado es esencial; no porque tengan que ser elegantes (aunque eso ciertamente ayuda), sino porque son cruciales en tu nivel de comodidad durante todo el día y la noche. Piénsalo: estarás de pie, bailando y caminando durante casi 24 horas. ¿Qué tan miserable serás si tienes ampollas y dolor en los pies en la noche más grande de tu vida?

Cómo usar zapatos de novia sin molestias

Es necesario que te asegures de que tus zapatos de boda estén cómodos durante todo el día. Aquí te explicamos cómo usar zapatos de novia sin molestias.

Elige tus zapatos sabiamente

Casi no hace falta decirlo, pero asegúrate de usar los zapatos de boda antes de comprarlos. No importa cuán lindos se vean, también querrás saber que están diseñados para la comodidad.

cómo usar zapatos de novia sin molestias

Pruébalos en la tienda y camina por la tienda durante unos minutos, al menos. También querrás considerar el material del zapato. Algo así como un cuero pesado puede hacer que tus pies suden y, por lo tanto, se irriten. Es posible que desees optar por un material más ligero y transpirable.

Úsalos previamente

Definitivamente no quieres usar tus zapatos por primera vez el día de tu boda. Es una buena idea usarlos una y otra vez durante la semana antes de tu boda. ¡Camina por la casa usándolos durante 30 minutos al día haciendo varias cosas como subir y bajar escaleras, hacer tareas domésticas e incluso bailar! (¡Después de todo, estarás bailando en ellos en tu boda!) Esto ayudará a que tus pies se acostumbren a ellos y ayudará a que el zapato se ablande.

Usa un par de insertos

Es posible que desees considerar el uso de un par de insertos para un poco de amortiguación y soporte adicional. Puedes elegir un inserto para la bola de tu pie, arco o talón o optar por una plantilla completa que cubra la longitud de tu pie.

Hay una variedad de insertos para elegir, que incluyen todo, desde gel hasta caucho, por lo que definitivamente puedes encontrar uno que se sienta mejor para ti.

Lubrica tus pies y zapatos

Un ingenioso truco de bricolaje consiste en lubricar tanto los pies como el tacón de tu zapato con un bloqueador, o incluso un desodorante, para ayudar a prevenir las ampollas. También funciona con las correas de tu zapato, especialmente si sospechas que se frotarán contra tus pies y podrían causarte algunas molestias.

Calienta o hiela tus zapatos

Hay dos teorías que se dice que ayudan a aumentar el ancho de tu zapato, que lo ayudarán a entrar en ellas y ayudarte con tu comodidad. Un grupo dice que el calor, ya sea usando un secador de pelo durante un minuto o dejándolos cerca de un radiador, expandirá la tela de tu zapato para que puedas deslizarte dentro de ellos con mayor comodidad. Otra teoría dice que el frío es el truco si no se sienten lo suficientemente amplios. Con este método, llena una bolsa de plástico con agua, mete el zapato dentro y lo coloca en el congelador hasta que el agua se congele. Se cree que el hielo en expansión ayudará a estirar el zapato.

El método que desees elegir depende de tu criterio, ¡solo asegúrate de no sobrecalentar o congelar tus zapatos por mucho tiempo!

Calma tus pies

Hay algunas opciones para ayudar a calmar el dolor de pies si tienes dolor en el pie durante tu boda. Varios aerosoles para pies en el mercado están hechos de mentol, aceite de árbol de té y vitamina E para ayudarlo a mantenerse en pie. Muchos no son grasosos y no manchan tus zapatos.

Con estos consejos simples y fáciles, podrás caminar con éxito por el pasillo y bailar toda la noche sin una sola ampolla. Eso es algo para celebrar!

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here