Saber cómo cuidar tu vestido de novia antes de la boda es esencial porque se trata de una de las prendas más importantes que comprarás, por lo que no hay duda de que querrás manejarlo con cuidado antes de tu gran día.

Una vez que se hayan realizado las modificaciones y estés en su posesión, definitivamente querrás hacer un esfuerzo para mantenerlo en perfectas condiciones hasta que esté listo para ese gran día.

Cómo cuidar tu vestido de novia antes de la boda

Aquí hay medidas que puedes tomar para aprender cómo cuidar tu vestido de novia antes de la boda y mantenerlo en óptimas condiciones.

1Empaquétalo bien para mantener la forma

Para ayudar a que tu vestido mantenga su forma, debe ser empacado por tu sastre o costurera en forma de busto o en papel de seda. Asegúrate de solicitarlo a tu profesional  para que tu vestido se mantenga seguro y en las mejores condiciones.

2Saca el vestido de cualquier plástico

Tu vestido debe permanecer cubierto para mantenerlo limpio mientras espera el gran día . Sin embargo, debes sacar tu vestido de cualquier plástico y colocarlo en una bolsa de tela o debajo de una sábana limpia. Una cubierta de plástico es demasiado sofocante para tu vestido, y una bolsa o sábana para ropa le permitirá respirar libremente.

3Cuelga el vestido de novia en una percha acolchada

Colgar tu vestido es otra forma importante de mantenerlo seguro en muchos casos, pero usa el gancho adecuado para colgar tu vestido. Un colgador de ropa con relleno de seda es lo mejor para mantener protegidas las mangas. Si es posible, cuelga tu vestido en algún lugar que lo mantenga alejado del piso y las paredes para ayudar a que el vestido mantenga su forma.

Es muy probable que tu vestido de novia tenga tirantes colgantes, y estos se deben utilizar para ayudar a soportar el peso de tu vestido y mantenerlo bien colgado en las semanas y meses previos a su gran día. Sin embargo, ten en cuenta que no debes colgar un vestido pesado con abundantes adornos y abalorios . En su lugar, coloca la pieza en una bolsa de ropa y colócala sobre la cama o debajo de ella.

4Mantenlo en aislamiento

Tu vestido debe mantenerse en un lugar que no esté lleno de actividad de manera habitual. Cuanto más aislado esté su vestido de la actividad, menos posibilidades de que la suciedad llegue al vestido, lo que significa que tu vestido se mantendrá limpio.

5Mantén tu vestido alejado de las ventanas

Ya sea que tu vestido esté plano o esté colgado, no debe estar cerca de una ventana ya que la luz solar puede provocar decoloración. Un armario oscuro es un buen lugar para colgar tu vestido, siempre que la temperatura no sea demasiado alta ni demasiado baja.

6Evita temperaturas extremas

No querrás guardar tu vestido de novia en ningún lugar que experimente temperaturas extremas antes del día de tu boda. Por ejemplo, no guardes tu vestido en un sótano húmedo o en un ático caliente.

7Mantén tu vestido de novia alejado de niños y mascotas

Los niños curiosos y las mascotas deben mantenerse alejados de tu vestido de novia para evitar manchas o rasgaduras no deseadas. Aunque no pretenden hacerlo, podrían dañar gravemente su vestido de novia si lo ponen en sus manos (¡o sus patas!).

8Obtén mantenimiento profesionalmente, si es necesario

A medida que se acerca el gran día, querrás que un profesional limpie tu vestido, si es necesario. Busca una tintorería acreditada para hacerlo y asegúrate de llamar unas semanas antes de tu boda para asegurarte de que tengan tiempo para atender tu vestido. Una vez hecho esto y recuperes tu vestido, cuélgalo en un lugar seguro para que no se arrugue antes de tu boda. Sin embargo, ten a mano un vapor para el día de tu boda para eliminar las arrugas o arrugas de último momento.

Mantener tu vestido de novia seguro debe ser una prioridad una vez que esté en tu posesión, y se alegrará de que se esfuerces por cuidarlo bien mientras te lo pone antes de intercambiar votos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here