Probablemente tu ya lo sabes pero una boda no es solo para la novia. Es ridículo pero mundialmente se ha despertado (por años) la creencia de que sólo a ellas les importa la boda. Los hombres, en cambio, solo están para decir “Acepto” en el altar; y a otras ideas que la novia planteé en medio de la organización. Estamos equivocadas. Es cierto que las mujeres muestran mayor interés pero para ellos también es algo importante. No es justo suponer que la boda se trata de la novia, es hora de que tu pareja participe en la planificación de la boda.

Primer paso para que tu pareja participe en la planificación de la boda: conversen siempre

Más allá de trabajar en equipo, lo primordial es debatir ideas. Entonces, trata de asegurarte de discutir todo juntos y escuchar las ideas que tiene el otro; abierta y respetuosamente. Probablemente (así como tú) él ha tenido la boda de sus sueños impresa en su mente durante años. Pero ahora es el momento de liberar algo de esa rigidez y reconocer que tiene a alguien más en quien confiar sus deseos. Lo mismo para ti; puedes haber soñado con tu boda desde niña pero déjalo aportar ideas. No te estás casando sola.

Si puedes, hazle preguntas abiertas que demuestren que realmente te importa lo que tiene que decir; o lo que quiere en la boda. Le hará saber que sus opiniones son importantes. Otro consejo, lo mejor es mantener estos debates para ustedes dos. Dar la bienvenida a otras opiniones desde el principio, especialmente de los suegros, abre la puerta a mucha tensión.

Paso dos: deja que maneje las cosas que se le dan bien.

Si quieres que tu pareja participe en la planificación de la boda, déjalo actuar. Lo más probable es que hayas hablado con algunas de tus amigas o familiares que ya se casaron, y tienes una idea de qué emociona a los novios: comida, música, tal vez luna de miel.

Si tienen una sobre alguna cosa estas tareas, mejor que tome las riendas. Si eso los pone a cargo de vetar bandas o DJs por la noche; o perfeccionar el menú final; u organizar las opciones de transporte del día, incluido el auto de salida para ustedes dos, le encantará sentir el control de algo.

Paso tres: Permite que se luzca

Hablamos de que dejes a tu novio participar en lo que más le emociona. Pero si quieres que tu pareja participe en la planificación de la boda y además algo se le da bien; qué vaya a por ello. Si tu prometido trabaja en el espacio digital y puede diseñar un sitio web; deja que construya algún material creativo sobre el gran día. Si es chef, permítele sincronizarse con el personal de cocina para planificar un menú impresionante. Si se le da fenomenal el trabajo manual (por ejemplo, trabaja bien la madera) permite que cree algún detalle decorativo. Una vez que tenga algo para enfocar su atención, estarán en la zona de confort.

Paso cuatro: Deja que el escoja su propio traje

Puede sonar absurdo pero hay novias que quieren control todo (¡TODO!) incluyendo la apariencia del novio. Para asegurarte de que tu pareja participe en la planificación de la boda, permite que haga lo básico: elegir su traje.

Tu ya estás estresada hasta la muerte, así que no te preocupes por lo que él va a usar. Confía en su estilo y buen gusto, porque si eligió casarse contigo es porque lo tiene. Lo que puedes hacer es facilitarle algunas guías sobre moda y arreglo personal. Entonces deja que él descubra cómo verse perfecto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here